esarcaenfrdeitptrour

            

0.png4.png8.png4.png9.png1.png7.png
13 Noviembre 2018

La ruta de la Piedra seca

Qr Code

  Chiprana es otra localidad de la comarca que posee diferentes bienes patrimoniales.  La Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación es Monumento Nacional desde 1.931. Fue un majestuoso mausoleo romano que parece perteneció al Magistrado triestino Lucio Fablo Severo y en el que enterró a sus hijas.
Todavía se conserva parte de su bellísimo porticado.

  La Iglesia Parroquial de San Juan es de estilo gótico, pero dentro de una tipología con escasísimos ejemplares en Aragón, se organiza sobre la base de sostener una techumbre de madera con jacenas que apoyan en arcos diafragmas entre los cuales, y esto es lo excepcional, se abren abovedadas capillas laterales . Lo sorprendente de esta techumbre es que aparece pintada toda una secuencia heráldica en la que figura, caso único en todo Aragón, cuatro distintas armerías: la de los Reyes de Aragón, la del Municipio de Chiprana, la Cruz de los Sanjuanistas y la de un Baylío, o tal vez de un Castellán de Amposta. La capilla mayor, a la que abre un arco presbiteral, es de planta cuadrada y se cubre con crucería sencilla cuya clave vuelve a repetir la Cruz de San Juan. Unas bellísimas pinturas mudéjares que decoraban sus paramentos, recientemente descubiertas, constituyen un motivo más para reclamar su total recuperación .

  Los pairones o peirones aragoneses es una de las muestras más características de su arquitectura popular y cabe a Chiprana el mérito de haber construido el único en estilo futurista de todo Aragón. Fue diseñado por el arquitecto Carlos Bressel y las cerámicas realizadas por la Escuela-Taller de Muel.

  El pairón de Loscos fue levantado con ocasión del Centenario del fallecimiento del sabio botánico aragonés.

  La Torre de Mocatero es otro monumento artístico muy interesante. En el Bajo Aragón conservamos un sistema de señalizaciones que es un ejemplo único en la historia moderna de la ingeniería óptica militar europea. Son las llamadas, “torres de Mocatero”. Ponían en comunicación inmediata, durante la tercera Guerra Carlista, mediante señales ígneas y ópticas, todo el Bajo Aragón, desde Cantavieja a Mequinenza y, seguramente por el sur comunicarían con Morella y Peñíscola y, por el norte con Lérida y La Seu de Urgell.

Enlace a la web Municipal>